Piscinas Naturales de La Laja en Gran Canaria
Gran Canaria

Piscinas Naturales en Gran Canaria

¿Quién dijo que hay que tumbarse en la arena para estar en el paraíso? Las playas de arena dorada son el principal reclamo de esta isla afortunada pero no hay que olvidarse de los impresionantes charcos de aguas cristalinas que se forman en su costa volcánica. Ponte tus escarpines para descubrir las 10 mejores piscinas naturales de Gran Canaria: ¡de norte a sur!

Mejores Piscinas Naturales en Gran Canaria

Los Charcones en El Puertillo

Conocidas también como las piscinas naturales de Arucas, los Charcones son un conjunto de charcos junto al pueblo costero de Bañaderos. Son de las más populares entre la población local y cuenta con una amplia zona donde poner tu toalla para tomar el sol. También dispone de una avenida marítima que llega hasta la arena de la playa de El Puertillo, así que ¡2×1!

Piscinas naturales de Los Charcones en Arucas

Las Salinas, las Piscinas Naturales de Agaete

Una de las mejores piscinas naturales de Gran Canaria son las Salinas en Agaete. Separadas del Puerto de las Nieves por el paseo marítimo de los poetas, estos tres charcos junto al Atlántico son un auténtico refugio del oleaje. Lo mejor son las vistas a Tenerife con el majestuoso Teide. ¡Y no te pierdas el atardecer!

Piscinas Naturales en Agaete, Las Salinas

Castillo del Romeral

Junto al bonito paseo marítimo lleno de palmeras se sitúan las dos piscinas naturales del Castillo del Romeral en el sur de Gran Canaria. Es uno de esos lugares frecuentados únicamente por familias locales, por lo que si buscas tranquilidad este es un buen sitio. Ambos charcos de agua salada están protegidos por un muro del oleaje, por lo que no tendrás que preocuparte si vas con niños.

Puedes completar el día con los bares y restaurantes con olor a pescado fresco en la avenida.

Piscina Natural del Castillo del Romeral, Gran Canarias

Charco de San Lorenzo

En la localidad costera de El Pagador en el municipio de Moya se ubica el Charco de San Lorenzo. Una piscina natural del norte de Gran Canaria donde podrás refrescarte con un baño con total tranquilidad al estar alejada del fuerte oleaje. También cuenta con una segunda charca junto a ella.

Además, en el pequeño paseo tienes un chiringuito de playa y un restaurante donde deleitarse con unas papas arrugadas, calamares o unas lapas con mojo verde.

Piscina Natural del Charco de San Lorenzo en Moya

Piscinas Naturales de La Laja

Si buscas piscinas naturales en Las Palmas de Gran Canaria tienes que ir hasta la playa de La Laja en la entrada a la capital. A un lado se sitúan varios charcos protegidos del oleaje entre los que destaca una enorme piscina con forma rectangular para nadar.

Son ideales para ir con niños ya que la profundidad es baja y cuentan con más de un kilómetro de arena volcánica para jugar. Sus aguas se renuevan constantemente con las subidas y bajadas de la marea.

Piscinas Naturales de La Laja en Gran Canaria

Piscina Natural de Arinaga, El Zoco Negro

Otra de las excelentes piscinas naturales del sur de Gran Canaria donde darse un chapuzón. El Zoco Negro se encuentra junto al kilométrico paseo marítimo de Arinaga, una zona llena de terrazas de bares y restaurantes donde comer un buen pescado fresco con vistas al mar. No te dejes atrás las gafas y tubo para hacer esnórquel.

Piscina Natural de Arinaga El Zoco Negro

Piscinas Naturales El Agujero en Gáldar

Junto al Yacimiento Arqueológico de La Guancha en el municipio de Gáldar se sitúan las Piscinas Naturales de El Agujero. Estos charcos de agua salada están totalmente protegidos de las olas y son accesibles para personas con movilidad reducida. Hay dos: una para adultos y una para niños a quienes les encanta perseguir a los peces estancados tras la bajada de la marea.

También dispone de un agradable paseo marítimo para caminar y ver a los bodyboarders hacer sus piruetas en la playa.

Piscinas naturales en El Agujero, Gáldar

Piscinas Naturales de Roque Prieto en Guía

En el municipio de Santa María de Guía se sitúa una de las mejores piscinas naturales del norte de Gran Canaria: Roque Prieto. Bajo los acantilados las aguas de estos charcos se renuevan diariamente con la pleamar y bajamar llegando a formar unas preciosas mini cascadas en el proceso.

Cada piscina natural está protegida del oleaje y cuenta con espacio para tumbarse entre sus rocas. Sin duda, un rincón perfecto para desconectar con un buen libro o simplemente para broncearse y tomar el sol al ritmo de las olas.

Piscinas naturales Roque Prieto en Guía, norte de Gran Canaria

Charco de los Espejos

En el extremo noroeste de la isla bajo el Faro de Sardina del Norte se sitúa el mágico Charco de los Espejos. Sus aguas verde esmeralda se acumulan en el interior de las rocas volcánicas dejando uno de los paisajes más bonitos y desconocidos de esta isla afortunada. Las vistas al océano Atlántico con las olas rompiendo a unos metros hacen que el tiempo simplemente se detenga.

Piscina Natural de Arguineguín

En el pueblo de pescadores de Arguineguín se encuentra una de las mejores piscinas naturales del sur de Gran Canaria. Se sitúa junto a la playa de las Marañuelas a tan solo unos minutos a pie del centro de Arguineguín.

Esta enorme charca de agua salada está protegida del mar por un muro que actúa como rompeolas por lo que tanto mayores como niños pueden nadar sin peligro. Además de un solarium cuenta con una zona de arena para tumbarse cómodamente a tomar el Sol.

Piscina Natural de Arguineguín en el sur de Gran Canaria

Hasta aquí este listado con las mejores piscinas naturales en Gran Canaria. Como has podido comprobar no todo en la costa son playas de arena de blanca para disfrutar del mar.

Descubre ahora todo sobre esta isla afortunada con nuestra Guía de Turismo en Gran Canaria. Algunas de las guías que podrás encontrar en ella son: